Actualidad

Contacto

Lunes, 11 Mayo 2020 09:15

Cómo mejorar la seguridad de tus contraseñas

Debido al incremento de los ciberataques y a la mayor complejidad de estos, es necesario que los usuarios tomen conciencia y adopten diferentes medidas que salvaguarden su información privada.

Incorporar un doble factor de autenticación para acceder a una cuenta y utilizar gestores de contraseñas son algunas de las principales opciones que nos recomiendan expertos en ciberseguridad de Entelgy Innotec Security, división de la compañía Entelgy.

Cada primer jueves de mayo se celebra el Día Mundial de las Contraseñas. Esta iniciativa, nacida en 2013, pretende primordialmente poner de relieve la importancia de proteger las tecnologías de la información y las identidades digitales, utilizando para ello claves complejas, únicas y privadas.

Sin embargo, la seguridad que solía tener esta medida ya no es tal, y los ciberdelincuentes son cada vez más capaces de romper esas barreras y acceder tanto a espacios físicos como a virtuales. Buena parte de este problema es consecuencia del incremento de aplicaciones, redes sociales, servidores de correo y sitios web de todo tipo que requieren de unas credenciales para ser utilizadas. Este hecho hace que los usuarios tiendan a crear claves sencillas y repetirlas en diferentes cuentas para no olvidarlas, lo cual facilita enormemente que un tercero pueda entrar.

Como respuesta a este inconveniente, han ido surgiendo diferentes opciones que añaden nuevas capas de protección y dificultan esas intrusiones.

El doble factor de autenticación y los gestores de contraseñas

Con el objetivo de preservar la información de los usuarios en sus perfiles digitales, cada vez son más las plataformas que han implementado un doble factor de autenticación. Es decir, para acceder no solo se requiere una contraseña, sino que también es necesario introducir una clave que, o bien puede llegar a través de un SMS o de una aplicación como, por ejemplo, Google Authenticator. “Combinar diferentes factores para entrar en una cuenta es la opción más segura a la hora de proteger nuestra información”, aseguran expertos en ciberseguridad de Entelgy Innotec Security, división de la compañía Entelgy.

Por otro lado, la gestión de tantas claves de acceso es cada vez más complicada. En este sentido, durante los últimos años han aparecido unas herramientas que permiten al usuario almacenar todos estos datos: los gestores de contraseñas. Además, muchos de estos se encargan de crear por sí mismos contraseñas complejas para los servicios en los que un usuario está registrado, cambiándolas incluso de forma periódica y librando al usuario de esta tediosa tarea.

Por otro lado, el uso de estos gestores evita otro de los principales problemas que hasta ahora presentaban las contraseñas: recordarlas. Para que estas sean lo más seguras posibles, es requisito indispensable que sean difíciles de ser descubiertas, lo cual implica, como ya se ha dicho, que sean complejas y que el usuario no utilice la misma para dos fines distintos. Como señalan desde Entelgy Innotec Security, “uno de los principales motivos por los cuales los ciberdelincuentes llegan a robar una clave es, precisamente, la sencillez de esta para no ser olvidada por parte del usuario”.

Nuevas tecnologías de seguridad

A pesar de las diferentes opciones disponibles para asegurar las contraseñas, estas siguen sin ser una barrera infranqueable, por lo que en los últimos años hemos visto cómo surgían alternativas a ellas y que, de hecho, pueden alzarse como posibles sustitutas en un futuro no muy lejano. Se trata de los sistemas que hacen uso de las tecnologías biométricas; es decir, aquellas que se basan en características físicas de un individuo y que, por tanto, son irrepetibles e intransferibles. Algunas ya las hemos podido ver implementadas en múltiples lugares, como es el reconocimiento facial y la lectura de la huella para desbloquear un dispositivo móvil o una cerradura inteligente.

Las principales ventajas que ofrecen estos sistemas residen, principalmente, en su “práctica imposibilidad de ser utilizadas por otra persona, dado que dependen de características propias de un único individuo”, aseguran desde Entelgy Innotec Security. Sin duda, el nivel de protección que ofrecen estas medidas es altamente superior al que permite una contraseña alfanumérica. No obstante, a día de hoy presentan diversos retos tales como su alto coste y la protección especial que requieren esos datos, tal y como recoge el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que impiden que estas técnicas se hayan masificado ya.

Si bien aún se encuentran en una etapa muy primaria y han de hacer frente a diversos obstáculos, lo que se espera es vayan evolucionando y cada vez las vayamos viendo implementadas en más sistemas, tecnologías y dispositivos. “Las técnicas basadas en la tecnología biométrica acabarán siendo las principales protagonistas a la hora de proteger todo tipo de dispositivos electrónicos”, concluyen desde la empresa de ciberseguridad.

Comparte

S5 Box