Actualidad

Contacto

Jueves, 08 Julio 2021 08:00

Cómo situar la tecnología en el corazón del negocio con la mentalidad BusinessTech

La economía de hoy es digital, eso es evidente. Una economía en la que la tecnología ya no se sitúa como una herramienta únicamente sino como un verdadero habilitador de nuevos negocios, un elemento central y transversal de las empresas. Asistimos a la era del BusinessTech, una visión que posiciona la tecnología como centro del negocio e, incluso, como generadora del mismo.

Por Miguel Castro, Director General de Entelgy

Y es que la tecnología se ha erigido como uno de los grandes protagonistas de la pandemia provocada por el COVID19. Soluciones de conectividad, ciberseguridad, cloud, RPA… Empresas y usuarios se vieron de la noche a la mañana obligados a cambiar su forma de trabajar y de operar, y fue precisamente la tecnología la que permitió que siguiéramos adelante, operativos pese a todo. De hecho, fueron las empresas que ya contaban con una estrategia digital las que mejor sobrellevaron el impacto de la pandemia.

Así lo ponen de manifiesto distintos informes como el elaborado por Deloitte que muestra cómo las organizaciones más maduras digitalmente mostraron una mayor resiliencia, fueron más capaces a la hora de reaccionar a los cambios rápidos que se han tenido que vivir, y tuvieron un rendimiento financiero mejor comparado con el de las empresas que no contaban con una estrategia digital cohesionada. En dicho informe, más del 75% de los líderes encuestados afirmaba que las capacidades digitales de sus organizaciones les habían ayudado de manera significativa a enfrentar los desafíos planteados por la pandemia. Y lo que es más importante: el 66% cree que las empresas que no consigan alcanzar la digitalización en los próximos cinco años están perdidas.

Por ello y si algo ha acelerado el COVID19 eso ha sido sin duda el proceso de transformación digital, un cambio con la tecnología como protagonista y que ya no es opcional sino una obligación para seguir siendo competitivos, reactivar la economía, salir reforzados de la crisis y aprovechar la oportunidad que la digitalización nos ofrece. Así, según datos de la firma KPMG, el 80% de las empresas en el mundo adelantaron su transformación digital a raíz de la pandemia.

Un cambio sin precedentes y en el que la tecnología se erige como impulsor y catalizador pero también como eje de nuevos modelos de negocio. Fintech, Proptech, Biotech, Insurtech… Los ejemplos de cómo la tecnología está facilitando otro modo de hacer las cosas se esconden tras estos fenómenos en los que sectores tradicionales como banca y finanzas, seguros, biología o inmobiliario redefinen su modelo de negocio gracias a la tecnología y con una clara necesidad de ciberseguridad. Nuevas compañías en las que la tecnología va mucho más allá del departamento de TI, trascendiendo cualquier área de la empresa, situándose en el centro del negocio y alineándose con todos y cada uno de los procesos empresariales

En ese sentido, la inversión en tecnología no dejará de incrementarse en los próximos años. Concretamente, según la consultora Gartner, en 2021 el gasto en TI puede llegar a superar el registrado en 2019 e incluso marcar un nuevo récord, a medida que las empresas empiecen a recuperarse de los rigores de la pandemia. Así, según los datos de la firma, la inversión de las empresas de todo el mundo en tecnología podría alcanzar los 4.100 millones de dólares este año, un 8,4% más que el registrado en 2020.

Una inversión como decimos y no un gasto porque si algo marca la nueva realidad empresarial es que la tecnología ya se considera un elemento más del negocio, una inversión estratégica y a largo plazo. Estamos, por tanto, ante una nueva filosofía empresarial, que se podría denominar BusinessTech, un fenómeno en el que las compañías desarrollan su negocio en el entorno digital, concibiendo la tecnología como un elemento estratégico para afrontar los nuevos desafíos, la necesidad de agilidad y de competitividad que marca nuestros días.

Entender qué pueden ofrecer las distintas tecnologías y cómo integrarlas en nuestros procesos de negocio es el primer paso para abrazar la transformación digital. Ese es el enfoque y la misión que deben adoptar las empresas que se rijan bajo este concepto para responder a esa necesidad urgente de entender cómo la tecnología puede ayudar a mejorar el negocio y adaptarse al cambio.

Esta visión tiene que formar parte del ADN de la compañía, y así ser capaces ayudar a las empresas a pisar el acelerador del cambio digital , ahora más necesario y urgente que nunca. Por eso, el objetivo de las empresas que ayudamos a la transformación digital tiene que ser trabajar para aportar el máximo valor a los clientes en el descubrimiento, adopción, consolidación y mantenimiento de nuevas tecnologías que impulsen su negocio, sin olvidar la ciberseguridad, ahora crucial en el entorno digital.

Invertir en tecnología para generar valor, crear negocio, ser ágiles, eficientes y competitivos es hoy, más que nunca, una realidad que marca la diferencia entre las empresas del mañana y las que no conseguirán seguir en el camino.

S5 Box