Actualidad

Contacto

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 106
Martes, 28 Noviembre 2017 00:00

Desmontamos 5 mitos de la Transformación Digital

Desmontamos 5 mitos de la transformación digital

Hablar de la transformación digital es, hoy en día, mucho más frecuente que hace unos años, cuando esta terminología sonaba futurista y casi irrealizable. Losdesarrollos tecnológicos que se han ido completando y, sobre todo, la generalización de los diferentes procesos relacionados con este ámbito que se han ido llevando a cabo, de forma progresiva, en empresas de todo tipo de sectores y volúmenes de negocio han sido determinantes para su consolidación.

Sin embargo, y como suele ocurrir con los grandes cambios, aún queda mucho camino por recorrer en el proceso de la transformación digital. Por tanto, es inevitable que surjan interrogantes que, si no se investigan y resuelven eficazmente, pueden acabar convirtiéndose en auténticos quebraderos de cabeza.

En Entelgy Digital, además de acompañar y facilitar el camino de la transformación digital de nuestros clientes, nos hemos propuesto desmontar algunos de los falsos mitos que, actualmente, más preocupan a profesionales e interesados en este ámbito.

Los 5 mitos de la Transformación Digital

 

“Todo el mundo está completamente inmerso en la transformación digital”. Falso.

Según revela un reciente estudio de Íncipi e Inesdi, hasta un 38% de las empresas en España se encuentra en una fase inicial del proceso y presentan un bajo nivel de madurez digital, y menos de la mitad apenas cuenta con una Hoja de Ruta Digital normalizada. Así que no, aún existen sectores de actividad tradicionales, pymes e, incluso, alguna gran empresa, que ni siquiera ha comenzado su transformación digital, por necesario e importante que resulte.

 

“La tecnología es lo más importante”. Falso de nuevo.

La máxima que compartimos desde Entelgy Digital es que “No hagas digital sin ser digital”. Es decir, por muy importante que resulte la parte tecnológica –que lo es, y mucho- el proceso de transformación digital nunca se va a completar de forma exitosa si no se produce un cambio cultural real que implique a todos los empleados de la compañía. De hecho, para analizar qué tecnología es la más adecuada en cada caso, es imprescindible implicar a toda la empresa en su utilización y establecer un diálogo efectivo con los profesionales. Por tanto, debe ser, en todos los casos, una transformación liderada por personas y para personas.

 

Transformar=Reemplazar. Otra vez falso.

¿Si algo funciona perfectamente, por qué eliminarlo? El proceso de transformación digital no conlleva cambiar absolutamente todos los desarrollos actuales por nuevas soluciones, sino que, en primer lugar, analiza lo que ya existe y las posibilidades de actualizarlo y optimizarlo. A partir de ahí, lo que sí se reemplazará serán los sistemas obsoletos o que ya no responden a las necesidades actuales de la empresa.

 

“Estos procesos son para millenials”. Nuevamente falso.

La transformación digital no es algo que sólo puedan liderar y protagonizar los jóvenes –especialmente los llamados “millenials”, que ya nacieron en la era de Internet y se encuentran completamente habituados al manejo de las nuevas tecnologías-. Existen muchos profesionales experimentados con una gran visión estratégica, un amplio conocimiento de su sector y su mercado y una importante perspectiva de negocio que son completamente imprescindibles, por estas cualidades, en el proceso de transformación digital.

 

“Es demasiado caro”. Falso mito.

Se tiende a pensar que los desarrollos y aplicaciones tecnológicas que se implementan para realizar la transformación digital conllevan un encarecimiento del proceso y lo convierten en posible solo para las grandes corporaciones. Sin embargo, y tal y como hemos indicado respecto a la importancia de crear una cultura digital y una nueva forma de entender las cosas, la tecnología no es lo más importante y no todas las empresas tienen que implementar las mismas aplicaciones ni en el mismo momento. La solución, por tanto, pasa por que todos aquellos que adopten el cambio, analicen y decidan qué tecnología digital requieren, teniendo en cuenta las necesidades concretas de cada compañía.

Desmontamos 5 mitos de la transformación digital

Hablar de la transformación digital es, hoy en día, mucho más frecuente que hace unos años, cuando esta terminología sonaba futurista y casi irrealizable. Losdesarrollos tecnológicos que se han ido completando y, sobre todo, la generalización de los diferentes procesos relacionados con este ámbito que se han ido llevando a cabo, de forma progresiva, en empresas de todo tipo de sectores y volúmenes de negocio han sido determinantes para su consolidación.

Sin embargo, y como suele ocurrir con los grandes cambios, aún queda mucho camino por recorrer en el proceso de la transformación digital. Por tanto, es inevitable que surjan interrogantes que, si no se investigan y resuelven eficazmente, pueden acabar convirtiéndose en auténticos quebraderos de cabeza.

En Entelgy Digital, además de acompañar y facilitar el camino de la transformación digital de nuestros clientes, nos hemos propuesto desmontar algunos de los falsos mitos que, actualmente, más preocupan a profesionales e interesados en este ámbito.

Los 5 mitos de la Transformación Digital

 

“Todo el mundo está completamente inmerso en la transformación digital”. Falso.

Según revela un reciente estudio de Íncipi e Inesdi, hasta un 38% de las empresas en España se encuentra en una fase inicial del proceso y presentan un bajo nivel de madurez digital, y menos de la mitad apenas cuenta con una Hoja de Ruta Digital normalizada. Así que no, aún existen sectores de actividad tradicionales, pymes e, incluso, alguna gran empresa, que ni siquiera ha comenzado su transformación digital, por necesario e importante que resulte.

 

“La tecnología es lo más importante”. Falso de nuevo.

La máxima que compartimos desde Entelgy Digital es que “No hagas digital sin ser digital”. Es decir, por muy importante que resulte la parte tecnológica –que lo es, y mucho- el proceso de transformación digital nunca se va a completar de forma exitosa si no se produce un cambio cultural real que implique a todos los empleados de la compañía. De hecho, para analizar qué tecnología es la más adecuada en cada caso, es imprescindible implicar a toda la empresa en su utilización y establecer un diálogo efectivo con los profesionales. Por tanto, debe ser, en todos los casos, una transformación liderada por personas y para personas.

 

Transformar=Reemplazar. Otra vez falso.

¿Si algo funciona perfectamente, por qué eliminarlo? El proceso de transformación digital no conlleva cambiar absolutamente todos los desarrollos actuales por nuevas soluciones, sino que, en primer lugar, analiza lo que ya existe y las posibilidades de actualizarlo y optimizarlo. A partir de ahí, lo que sí se reemplazará serán los sistemas obsoletos o que ya no responden a las necesidades actuales de la empresa.

 

“Estos procesos son para millenials”. Nuevamente falso.

La transformación digital no es algo que sólo puedan liderar y protagonizar los jóvenes –especialmente los llamados “millenials”, que ya nacieron en la era de Internet y se encuentran completamente habituados al manejo de las nuevas tecnologías-. Existen muchos profesionales experimentados con una gran visión estratégica, un amplio conocimiento de su sector y su mercado y una importante perspectiva de negocio que son completamente imprescindibles, por estas cualidades, en el proceso de transformación digital.

 

“Es demasiado caro”. Falso mito.

Se tiende a pensar que los desarrollos y aplicaciones tecnológicas que se implementan para realizar la transformación digital conllevan un encarecimiento del proceso y lo convierten en posible solo para las grandes corporaciones. Sin embargo, y tal y como hemos indicado respecto a la importancia de crear una cultura digital y una nueva forma de entender las cosas, la tecnología no es lo más importante y no todas las empresas tienen que implementar las mismas aplicaciones ni en el mismo momento. La solución, por tanto, pasa por que todos aquellos que adopten el cambio, analicen y decidan qué tecnología digital requieren, teniendo en cuenta las necesidades concretas de cada compañía.

Comparte

S5 Box