Actualidad

Contacto

Jueves, 10 Julio 2008 00:00

Hoy estamos con Juan Francisco Espinosa

Juan Francisco EspinosaEntel ha cumplido 5 años; Juan Francisco, como Director de Telecomunicaciones ¿qué valoración tienes de este período? En esta “primera infancia” de nuestra compañía, debemos visualizar con perspectiva el camino andado, mirando atrás y objetivando los logros conseguidos. Partiendo desde cero en el 2003, somos a día de hoy una referencia en el mercado, no tanto por nuestro tamaño -hemos superado los 1000 profesionales y los 130 clientes-, si no por la confianza generada tanto en los clientes como en los profesionales. En este sentido, siguiendo el símil de la infancia, somos un “bebé con mucho músculo”. Desde los clientes, se nos percibe como una compañía ágil y potente, sólida y confiable, que es capaz de ganar los proyectos más vanguardistas desde el punto de vista de tecnología y de tamaño relativo. Asimismo tenemos muy claras nuestras metas, es decir, no “vamos a todo”, si no a proyectos de Consultoría, Tecnología y Outsourcing de muy alto valor añadido, donde nos encontramos cómodos y tenemos un fuerte expertise. En este sentido, hemos sabido crecer con madurez, ya en nuestra infancia, alineando nuestra acción con nuestros principales puntos fuertes. A su vez, hemos conseguido transmitir estas potencialidades en el mercado, y hemos buscado como objetivo preferente los mejores profesionales para abordar estos proyectos tan importantes. Yo creo que hemos sabido transmitir nuestro crecimiento abriendo oportunidades de desarrollo profesional para nuestras personas. Este punto es esencial en nuestro esquema de valores y es un punto a seguir reforzando en el futuro. Desde Telecomunicaciones, ¿qué proyección ves a futuro? Somos un equipo compacto, en torno a un objetivo común, por lo que acción de Telecomunicaciones es sólo una labor de equipo, discreta, integrada dentro de una compañía sólida, con equipos de soporte muy eficaces. Nuestra motivación es la alineación con la estrategia de la compañía para conseguir los ratios de eficiencia a futuro. Con todo, hay que decir que estamos cumpliendo y superando los objetivos corporativos año a año, con creces, y que el crecimiento esperado ejercicio por ejercicio está siendo superado. Tenemos una muy amplia gama de clientes con proyectos de alto valor tecnológico y con complejidad creciente, en un entorno altamente competitivo. Somos conscientes de ello y parte del “milagro de Entel” ha sido construir una compañía de referencia obligada en el mundo de IT. Sin duda Entel será en muy breve plazo de tiempo una de las mayores consultoras de tecnología y servicios del mercado. Según tu visión de negocio ¿Cuáles son los pilares en los que se apoya el éxito de Entel? Sin duda alguna, el fundamental es el optimismo con que afrontamos nuestro futuro y las diferentes situaciones de negocio del día a día, que impregna a clientes y profesionales por igual. Este valor, que forma parte de la cultura intrínseca de Entel, nos hace conscientes de que los éxitos conseguidos en nuestra breve pero intensa historia son el resultado de nuestro talento y nuestras capacidades, y que perdurarán a futuro. Esta visión nos estimula continuamente a buscar el lado positivo de nuestros errores, a minimizar el impacto de nuestros fallos y a reforzar la sensación de que controlamos nuestro propio destino como compañía. A su vez, el optimismo en el que vivimos la empresa, genera expectativas optimistas que favorecen una visión esperanzadora del futuro, estimulando la perspectiva de que las cosas salen según lo programado, lo que hace que todos nos predispongamos a este resultado y confiemos en nuestras capacidades, habilidades y fuerzas para conseguir nuestros objetivos. En este entorno, cada persona de la organización invierte la atención, el talento, y la fuerza de voluntad necesarios para conseguir el objetivo final. ¿Cómo valoráis desde Telecomunicaciones la actual situación de incertidumbre económica del mercado? Como para japoneses y chinos, que utilizan en su escritura el mismo símbolo para expresar “crisis” y “oportunidad”, Entel vive el actual momento como un motivo de superación. Es fácil mostrar crecimiento y estabilidad en situaciones de bonanza. Por ello y por nuestra posición de liderazgo en el mercado, estamos especialmente motivados para transmitir que nuestra estabilidad y fuerza actuales obedecen a motivos sólidos y reales, y que momentos de incertidumbre como los actuales son para nosotros verdaderas oportunidades para aprovechar.
Juan Francisco EspinosaEntel ha cumplido 5 años; Juan Francisco, como Director de Telecomunicaciones ¿qué valoración tienes de este período? En esta “primera infancia” de nuestra compañía, debemos visualizar con perspectiva el camino andado, mirando atrás y objetivando los logros conseguidos. Partiendo desde cero en el 2003, somos a día de hoy una referencia en el mercado, no tanto por nuestro tamaño -hemos superado los 1000 profesionales y los 130 clientes-, si no por la confianza generada tanto en los clientes como en los profesionales. En este sentido, siguiendo el símil de la infancia, somos un “bebé con mucho músculo”. Desde los clientes, se nos percibe como una compañía ágil y potente, sólida y confiable, que es capaz de ganar los proyectos más vanguardistas desde el punto de vista de tecnología y de tamaño relativo. Asimismo tenemos muy claras nuestras metas, es decir, no “vamos a todo”, si no a proyectos de Consultoría, Tecnología y Outsourcing de muy alto valor añadido, donde nos encontramos cómodos y tenemos un fuerte expertise. En este sentido, hemos sabido crecer con madurez, ya en nuestra infancia, alineando nuestra acción con nuestros principales puntos fuertes. A su vez, hemos conseguido transmitir estas potencialidades en el mercado, y hemos buscado como objetivo preferente los mejores profesionales para abordar estos proyectos tan importantes. Yo creo que hemos sabido transmitir nuestro crecimiento abriendo oportunidades de desarrollo profesional para nuestras personas. Este punto es esencial en nuestro esquema de valores y es un punto a seguir reforzando en el futuro. Desde Telecomunicaciones, ¿qué proyección ves a futuro? Somos un equipo compacto, en torno a un objetivo común, por lo que acción de Telecomunicaciones es sólo una labor de equipo, discreta, integrada dentro de una compañía sólida, con equipos de soporte muy eficaces. Nuestra motivación es la alineación con la estrategia de la compañía para conseguir los ratios de eficiencia a futuro. Con todo, hay que decir que estamos cumpliendo y superando los objetivos corporativos año a año, con creces, y que el crecimiento esperado ejercicio por ejercicio está siendo superado. Tenemos una muy amplia gama de clientes con proyectos de alto valor tecnológico y con complejidad creciente, en un entorno altamente competitivo. Somos conscientes de ello y parte del “milagro de Entel” ha sido construir una compañía de referencia obligada en el mundo de IT. Sin duda Entel será en muy breve plazo de tiempo una de las mayores consultoras de tecnología y servicios del mercado. Según tu visión de negocio ¿Cuáles son los pilares en los que se apoya el éxito de Entel? Sin duda alguna, el fundamental es el optimismo con que afrontamos nuestro futuro y las diferentes situaciones de negocio del día a día, que impregna a clientes y profesionales por igual. Este valor, que forma parte de la cultura intrínseca de Entel, nos hace conscientes de que los éxitos conseguidos en nuestra breve pero intensa historia son el resultado de nuestro talento y nuestras capacidades, y que perdurarán a futuro. Esta visión nos estimula continuamente a buscar el lado positivo de nuestros errores, a minimizar el impacto de nuestros fallos y a reforzar la sensación de que controlamos nuestro propio destino como compañía. A su vez, el optimismo en el que vivimos la empresa, genera expectativas optimistas que favorecen una visión esperanzadora del futuro, estimulando la perspectiva de que las cosas salen según lo programado, lo que hace que todos nos predispongamos a este resultado y confiemos en nuestras capacidades, habilidades y fuerzas para conseguir nuestros objetivos. En este entorno, cada persona de la organización invierte la atención, el talento, y la fuerza de voluntad necesarios para conseguir el objetivo final. ¿Cómo valoráis desde Telecomunicaciones la actual situación de incertidumbre económica del mercado? Como para japoneses y chinos, que utilizan en su escritura el mismo símbolo para expresar “crisis” y “oportunidad”, Entel vive el actual momento como un motivo de superación. Es fácil mostrar crecimiento y estabilidad en situaciones de bonanza. Por ello y por nuestra posición de liderazgo en el mercado, estamos especialmente motivados para transmitir que nuestra estabilidad y fuerza actuales obedecen a motivos sólidos y reales, y que momentos de incertidumbre como los actuales son para nosotros verdaderas oportunidades para aprovechar.
Comparte

S5 Box